INMUNOSUPRESORES para la Psoriasis

Un inmunosupresor es una sustancia química que produce la inmunosupresión del sistema inmunitario, son medicamentos para enfermedades autoinmunes como la Psoriasis.

El tratamiento sistémico oral más utilizado es el metotrexato, en administración semanal exclusivamente, sobre todo en tratamientos de larga duración. También se prefiere en la artritis psoriásica. Los pacientes deben ser monitorizados ya que es un fármaco que tiene efectos adversos graves. Se recomienda la realización de ciertas determinaciones analíticas como hematocrito y pruebas de función hepática y renal. Debe evitarse el embarazo hasta 3 meses después de terminar el tratamiento con metotrexato, tanto en mujeres como en hombres cuyas parejas deseen quedarse embarazadas.

La ciclosporina oral tiene una eficacia parecida o algo superior al metotrexato. Se recomienda para tratamientos intermitentes y de corta duración. Es nefrotóxica y causa hipertensión por lo que requiere monitorización.

La hidroxiurea se utiliza en pacientes con psoriasis resistentes o intolerantes a metotrexato, aunque no tiene la indicación aprobada. Su eficacia es menor que metotrexato y ciclosporina. Su acción es más lenta, pero puede ser una opción cuando otros tratamientos sistémicos no han sido eficaces.