VITAMINA D para la Psoriasis

La respuesta clínica de los análogos de la vitamina D para la Psorisis es más lenta que la de los corticoides de alta potencia, pero su mejor perfil de seguridad los hace muy útiles para el tratamiento a largo plazo.

La combinación de un análogo de vitamina D con un corticoide tópico es más eficaz que cualquiera de ellos en monoterapia. Se recomiendan ciclos cortos de la combinación de corticoide tópico con calcipotriol o de corticoide tópico potente para un alivio rápido de los síntomas. Para el tratamiento de mantenimiento, se recomienda utilizar calcipotriol de forma continua y, si es necesario, aplicar el corticoide durante el fin de semana.

Uno de los mayores inconvenientes de los análogos de vitamina D es que son bastante irritantes de la piel lesional y perilesional. Existe la posibilidad de aparición de hipercalcemia, aunque es poco frecuente y está en relación a la dosis.

Debe evitarse la exposición solar tras su aplicación, ya que son fotosensibilizantes.

Son el calcitriol (metabolito activo de la vitamina D), y sus análogos sintéticos calcipotriol y tacalcitol. El calcipotriol es el más eficaz.